Kung Fu Panda 2

Kung Fu Panda 2 es una película de animación, secuela de la película de 2008, Kung Fu Panda. Su directora fue Jennifer Yuh Nelson, con la mayoría del elenco de voces original, junto con algunos personajes nuevos. La película se estrenó el viernes 27 de mayo de 2011 y, originalmente iba a ser denominada Kung Fu Panda 2: Pandamonium.

La secuela fue anunciada por Jack Black, la voz de Po el Panda, en los „Nickelodeon’s Kids‘ Choice Awards 2009“. El resto del reparto de la primera película, incluyendo Jack Black, Dustin Hoffman, Angelina Jolie, Jackie Chan, Seth Rogen, Lucy Liu, David Cross y James Hong, repitieron sus papeles. Los nuevos miembros del reparto incluyeron a Gary Oldman en el papel de Shen. Victor Garber, Michelle Yeoh y Jean-Claude Van Damme fueron las nuevas estrellas invitadas.

Kung Fu Panda 2 fue fue nominada para los Premios Óscar en la categoria de Mejor película animada.

Mucho antes de los acontecimientos de la primera película, Lord Shen, el hijo de los pavos reales que gobernaban la ciudad Gongmen, decidió usar el poder de los fuegos artificiales como un arma para conquistar China entera. Una cabra adivina predijo que si Shen seguía por ese camino sería derrotado por un guerrero de blanco y negro. Para evitar que la profecía se cumpliera, Shen y su ejército de lobos aparentemente exterminaron a todos los pandas. Horrorizados por esa atrocidad, los padres de Shen decidieron desterrar a su hijo, quien antes de marcharse juró venganza.

Treinta años más tarde, Po es el Guerrero del Dragón y protege el Valle de la Paz con la ayuda de los Cinco Furiosos. El maestro Shifu le muestra a Po unos movimientos que solo pueden realizarse alcanzando la paz interior, algo que deben alcanzar todos los maestros de kung fu. En ese momento, los lobos secuaces de Shen saquean una aldea. Po y los Cinco pelean contra los lobos, pero Po se distrae al ver en la armadura del Jefe Lobo un símbolo que le hace tener un recuerdo en el que ve a su madre, permitiendo que los lobos escapen. Po le pregunta a su padre ganso, el señor Ping, de dónde viene. El señor Ping le revela a Po que lo encontró dentro de una cesta de rábanos y lo adoptó, pero Po sigue sin saber cómo y por qué perdió a sus verdaderos padres y acabó en el Valle de la Paz.

Shifu se entera de que el maestro Rinoceronte (el líder de los maestros de kung fu que gobiernan Gongmen después de la muerte de los pavos reales) ha sido asesinado por Lord Shen, quien planea usar su nueva arma, un cañón, para acabar con todos los maestros de kung fu y conquistar China. Po y los Cinco Furiosos son enviados a detener a Shen y destruir el cañón. Po y los Cinco viajan a Gongmen, solo para ver que la ciudad se encuentra bajo el control del ejército de Shen y que los maestros Buey y Cocodrilo (los discípulos del maestro Rinoceronte) han sido encarcelados. Po y los Cinco tratan de convencer a Buey y Cocodrilo para que los ayuden, pero ellos creen que no hay nada que hacer contra el arma de Lord Shen, así que se niegan. Po y los Cinco son descubiertos por el Jefe Lobo y para que no avise a Shen, lo persiguen por la ciudad, pero acaban en la torre de Shen y son capturados.

Los guerreros son llevados ante Shen, pero logran liberarse y destruyen el cañón. Lamentablemente, Shen tiene una fábrica de cañones al lado de la torre. Po se distrae de nuevo al ver en las plumas de Shen el mismo símbolo que vio en la armadura del Jefe Lobo, por lo que Shen escapa volando a la fábrica y destruye la torre con un arsenal de cañones. Po y los Cinco logran salvarse y Tigresa le pregunta a Po por que se distrae. Po finalmente confiesa que recuerda que Shen estaba presente la última vez que vio a sus padres. Po desea capturar a Shen para que le diga lo que pasó. Tigresa se compadece de él ante el asombro de los otros (ya que Tigresa por lo general es fria), pero aun así le pide que se quede escondido mientras ella y los demás tratan de destruir la fábrica de cañones. Desobedeciendo a Tigresa, Po se mete en la fábrica y trata de capturar a Shen, pero acaba provocando que los Cinco Furiosos sean capturados. Po finalmente llega hasta Shen, quien le dice que sus padres lo abandonaron. Shen le dispara un cañonazo a Po, que cae en un río.

Po es encontrado y curado por la adivina, quien lo lleva a las ruinas de la aldea donde nació. Con la ayuda de la adivina, Po logra recordar que esa aldea fue destruida por Shen y su ejército y que su madre, para salvarlo, lo escondió dentro de una cesta de rábanos. Po se da cuenta de que ha logrado grandes cosas a pesar de esa tragedia, y de esa manera alcanza la paz interior.

Po regresa a Gongmen para impedir que Shen inicie la conquista de China y libera a los Cinco Furiosos. Durante la batalla (en la que Buey y Cocodrilo participan después de haber sido convencidos por Shifu, que también ayuda), Po usa los movimientos que le mostró Shifu para agarrar la bolas de fuego de los cañones y lanzarlas contra los barcos de guerra de Shen, destruyéndolos. Po trata de convencer a Shen para que olvide el pasado y rectifique. Shen no hace caso a Po y le ataca, pero acaba cortando las cuerdas que sujetaban el último cañón, que cae encima de Shen y lo aplasta, matándolo. Después de la victoria Tigresa ayuda a Po a levantarse y le menciona que lo que hizo fue bastante radical, tras este comentario Po sin pensarlo la abraza en agradecimiento, ante las asombradas caras de los otros maestros, Po regresa al Valle de la Paz y le dice al señor Ping que lo quiere como si fuera su verdadero padre. Mientras, en una aldea secreta poblada por los pandas que sobrevivieron, el verdadero padre de Po intuye que su hijo está vivo.

Una secuela, Kung Fu Panda 3 fue lanzada en marzo de 2016. Es dirigida de nuevo por Jennifer Yuh Nelson y producida por Melissa Cobb, el guion fue escrito por Jonathan Aibely Berger Glenn con Guillermo del Toro como productor ejecutivo. Del Toro adelantó en una entrevista que para esta película se contará con «un villano todavía más formidable». El 9 de abril de 2013 se anunció que la fecha del lanzamiento será el 25 de diciembre de 2015. También se anunció que Bryan Cranston, Mads Mikkelsen y Rebel Wilson se unirán al elenco de la película.